Adiós, y buena suerte.

foto de @udlaspalmasfoto

  Después de que Quique Setién leyera el comunicado de su despedida, el pasado sábado en la sala de prensa del estadio de Gran Canaria, un sentimiento de pena total y absoluto invadió mi cuerpo. Y es que la verdad, no recuerdo haber tenido nunca un sentimiento de identificación con un entrenador de la UD Las Palmas, como el que he tenido con Quique Setién.

  Su llegada hace ya un año y medio, no fue precisamente la llegada más bonita de todas. El entrenador cántabro acepto el reto con mayúsculas de intentar recomponer a un equipo recién llegado de segunda división que estaba totalmente hundido. Su completa implicación en el proyecto, y sus enormes ganas de demostrar el verdadero fútbol que tenía la plantilla amarilla, fueron capaces de salvar al equipo con bastantes jornadas de antelación y mostrando un juego que hacía mucho tiempo que no se veía en esta isla.

  Esta temporada el equipo comenzó tan bien como acabo la pasada, y todo esto se vio reflejado en un liderato anecdótico que puso el mundo del fútbol patas arriba. La prensa nacional e internacional se hacía eco prácticamente a diario de la manera de jugar y entender el fútbol de los de Setién. Por fin, después de muchos años, se volvía a hablar de la Unión Deportiva Las Palmas fuera de nuestro país. Tanto entrenador como jugadores estaban consiguiendo volver a poner al club en el escaparate mundial. A todo esto, el objetivo real del equipo, siempre ha sido conseguir lo antes posible permanecer un año más en primera división. Objetivo, que está ya prácticamente conseguido.

  Desde aquí, y con la tristeza enorme que me produce su marcha, le deseo tanto a usted como a Eder, la mayor de las suertes. Siempre ocuparán un lugar especial en mí memoria, por hacerme sentir de una manera única, tremendamente orgulloso de ser de la Unión Deportiva. Muchas gracias por la dedicación y el esfuerzo que habéis puesto para convertir a este club, en un club cada vez más grande. Intentaré seguir disfrutando cada partido de los nuestros en estos dos meses, tanto como la temporada y media anterior. A mí jamás se me olvidará la Unión Deportiva de Setién. Muchas gracias por todo, y buena suerte en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.