Un día con nuestra Patricia Pérez

Desde que empece a colaborar con PASIÓN AMARILLA,  mi compañero  Claudio, siempre me insistió en que el objetivo de pasión amarilla era: crear y unir a la afición. Ellos son los protagonistas de esta página.

Por eso, desde que vi su famoso vídeo en las gradas de Vitoria, quise invitarla a venir al Gran Canaria.

Me llamó la atención su amor por nuestros colores, a pesar de no ser de aquí, los defendía por encima del de los equipos”grandes” “Ser del Madrid es muy fácil, siempre gana” decía. “Tu segundo equipo será Las Palmas, antes que el Madrid” intentaba inculcar la pasión amarilla al joven aficionado del Alavés.

Patricia es una conejera afincada en Madrid, enamorada de la UNIÓN DEPORTIVA LAS PALMAS. Cuando me puse en contacto con ella, me contaba que siempre que Las Palmas jugaba en Madrid iba a verla jugar. No solo en primera, también lo hacía en segunda, yendo a campos como el del Alcorcón. Además de a los partidos en Madrid, siempre que puede se desplaza por la península para ver a sus ídolos. Lo que nunca había hecho Patricia era ver un partido en primera de la UD en casa. Y eso había que cambiarlo.

La invitamos a venir con su familia para ver el partido ante el Sporting. Pero, antes del encuentro le teníamos algunas sorpresas preparadas. Primero, la llevamos al hotel del equipo para que viera a los jugadores y pudiera sacarse fotos con ellos. Después, almuerzo en el bar la “Arrancadilla” y balón de la Unión Deportiva Las Palmas de regalo, cortesía de Nali, dueña del local. Ya en la Fan Zone, recibió bufandas de las peñas “Marea Amarilla” y “Amarillos Lanzarote” y una camisa de la peña “Germán Dévora”

Patricia pudo vivir el partido desde dentro, a pie de campo, desde donde disfrutó de cerca del maravillo juego amarillo.  El colofón llegaría al finalizar el partido, cuando Tana, le regaló y dedicó la camisa con la que había jugado.

Patri regresa a Madrid con el sueño cumplido de haber visto jugar en primera división al equipo de su vida en su estadio. Y con la maleta llena de regalos amarillos !!!

Quiero darle las gracias a Claudio, que desde que se lo conté me lo puso todo en la mano para que fuera posible. A Tana, que como siempre que descuelgo el teléfono tuvo un SI como respuesta, y le regalo su camisa. Al Bar la Arrancadilla por la comida y el balón, a las peñas por los regalos, a los jugadores por pararse a saludarla y sacarse fotos con ella, y al club por permitirnos acceder al hotel.

Aquí pueden ver el origen de esta historia…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *