La despedida de Setién

Ahí, en el recinto de Siete Palmas, cimentó Setién su éxito al frente de Las Palmas, equipo que reflotó de las catacumbas la temporada pasada y que ha consolidado en la élite este temporada logrando la salvación matemática con seis jornadas de antelación.

Si la campaña pasada, tras debutar el 25 de octubre de 2015 con un empate ante el Villarreal, logró sacar al equipo del descenso mejorando los números como anfitrión, este curso sin la excelente trayectoria cosechada como anfitrión el equipo estaría metido en serios problemas para salvar la categoría. Y es que mientras Las Palmas es de los mejores equipos en casa, sin embargo solo el Osasuna empeora los números del conjunto grancanario a domicilio. A falta de un partido en casa y otro a domicilio, el equipo de Setién ha sumado 33 puntos como local con 9 victorias, 6 empates y solo 3 derrotas, mientras que lejos de Gran Canaria solo ha sumado 6 puntos con el triunfo de la primera jornada en Valencia y tres empates ante el Alavés, Osasuna y Real Madrid en el Bernabéu.

Difícil tendrá Quique Setién de engordar sus números en la Isla frente a un Barcelona que afrontará el partido con la motivación de seguir optando al título de Liga en la pugna con el Real Madrid, que solo pudo empatar (2-2) en el Gran Canaria en la primera vuelta de la competición. Sin embargo, conseguir ganar o puntuar ante el candidato azulgrana supondría el broche final a la aportación de Setién en la temporada y media en la que ha estado en el banquillo amarillo.

Adiós frente a su espejo. El entrenador cántabro nunca ha escondido su preferencia por la escuela futbolística azulgrana y siempre ha reconocido su admiración por la doctrina implantada por Johan Cruyff y su preferencia por el juego de Leo Messi. Es más, el entrenador ha afirmado que su filosofía de juego bebe directamente del técnico holandés y la ha tratado de implantar, con matices, en Las Palmas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.