• Pasión Amarilla: Contáctanos para publicitarte
  • Artur Tatoo: Banner

El Herbalife Gran Canaria no puede con un serio Joventut (68-79)

Tras caer en el Palau ante el todopoderoso Barça, los chicos de Fotis Katsikaris recibían al Joventut con el claro objetivo de retornar a la senda del triunfo y seguir haciéndose fuertes en casa. Se antojaba especialmente importante por lo que el calendario deparaba tras el choque ante la ‘Penya’: salidas consecutivas a Valencia y Bilbao.

El conjunto verdinegro, que jugó en Kazán el pasado miércoles un compromiso de EuroCup, y que llegaba a la cita con un triunfo conseguido el pasado sábado, salió mucho más enchufado al parqué. Los de Carles Durán no tardaron en hacerse con el control del choque. Anotaron los primeros cuatro puntos del partido sin respuesta, y un triple del griego Nikos Zisis disparaba a los badaloneses en el marcador (2-9, minuto 3). Reaccionaba el conjunto claretiano a arreones, pero sin especial fluidez en su juego.

Los claretianos seguían buscando desde más allá de 6,75 la solución al dominio verdinegro. Sin embargo, el porcentaje de acierto de los isleños fue paupérrimo en un primer acto que en todo momento estuvo bajo el control visitante. La ‘Penya’, sin tener que recurrir de una manera muy evidente a sus referentes Prepelic y Omic, movía la bola con eficacia e inteligencia en ataque y encontraba tiros cómodos. La renta alcanzó los dobles dígitos y así se quedó al término del parcial (14-24).

Beirán había sumado cinco puntos en los últimos instantes del primer cuarto. El alero madrileño siguió inspirado en el arranque del segundo, siendo pieza clave en un parcial de 9-0 en menos de dos minutos y medio de choque que niveló el partido. Beirán anotó siete puntos consecutivos y luego dos de Costello (23-24, minuto 13) obligaba a Carles Durán a pedir tiempo muerto.

Tuvo varias posesiones el conjunto claretiano para darle la vuelta al marcador y ponerse por delante, pero los tiros, en esos momentos, no entraban. Al Joventut le costaba más anotar, con un ‘Granca’ muy metido, pero las individualidades de Prepelic y Omic salían al paso para mantener a los suyos por delante. Aróstegui, además, aparecía como ‘factor X’ (32-38, minuto 18) para ayudar a que los verdinegros siguieran por delante en el luminoso. Cuando Beirán se sentaba al banquillo, llevaba la mitad de los puntos claretianos (15 de 32).

Su reemplazo, Stan Okoye, se erigió como protagonista en los instantes finales, clavando dos triples consecutivos para igualar el choque y reactivar a la parroquia local. Sus dos aciertos sirvieron para que el encuentro llegara al descanso con máxima igualdad (38-38).

A REMOLQUE

Fue el propio Okoye quien abrió el tercer período anotando un tiro libre desde la línea de 4,60. Sin embargo, la ‘Penya’ se mostró mucho más acertado en su ataque en los compases iniciales de la segunda mitad. Alen Omic empezó a hacer mucho daño en la pintura (42-48, minuto 24) para devolver el colchón de puntos a su equipo ante un Herbalife Gran Canaria al que le costaba anotar. Beirán, que cerró el primer acto con tres triples, clavó otro antes de que Burjanadze y Paulí hicieran lo mismo. Los de Katsikaris cogían oxígeno solo desde 6,75.

Más allá de guarismos en el marcador y estadísticas en las fichas, el Herbalife Gran Canaria no parecía estar cómodo sobre el parqué. Por su parte, la ‘Penya’ era consciente de la oportunidad clara de conseguir el triunfo. Cinco puntos consecutivos de Dimitrijevic (48-53, minuto 28) y una pérdida de Matt Costello anticipaban un tiempo muerto en el que Fotis Katsikaris, con calma pero gestual, pedía más actividad a los suyos. Los claretianos intentaban enchufarse en labores defensivas para construir desde ahí, pero los badaloneses se mantenían por delante en el marcador con un trabajo constante (54-58).

El Herbalife Gran Canaria, que había sobrevivido gracias al acierto exterior, encaraba el último cuarto en desventaja. Una renta que subió a los seis puntos con el gancho de Alen Omic que abrió el acto. Los claretianos seguían nadando a contracorriente, siempre a rebufo de un Joventut inteligente y calmado en ataque. La pareja eslovena, de una manera u otra, hallaba la manera de hacer daño en la defensa isleña, que además tenía problemas para cerrar su rebote. Y cuando más titubeante se mostraba el equipo amarillo, apareció la figura de Nenad Dimitrijevic, que sumó ocho puntos consecutivos (59-70, minuto 35) para dinamitar el partido.

Y ya no miró atrás el equipo verdinegro. No lo hizo porque, aunque erró varias posesiones de forma consecutiva, el Herbalife Gran Canaria fue incapaz de castigar los fallos rivales. Apenas Harper amagó con la remontada con un triple, pero respondía Omic con un mate sin prácticamente oposición. La puntilla la acabo poniendo Harangody con un triple que ponía once de diferencia con menos de tres minutos de choque. Los amarillos, sin ritmo en su juego en ningún momento de la tarde, carecieron de los argumentos suficientes para reaccionar y lograr la remontada.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior Canarias7
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio