• Tienda UDLP
  • Artur Tatoo: Banner

Los retos de Las Palmas Atlético para la segunda vuelta

Por Nehemías Dorta

La Vela Chica afronta el segundo tramo de la temporada fuera de los puestos descenso y con unos números similares a los de la pasada campaña, donde firmó la permanencia.

Despedía la UD Las Palmas Atlético la primera vuelta con una derrota el pasado fin de semana en tierras asturianas ante el Sporting B (2-0). Pese no haber conseguido los tres puntos, el filial amarillo termina el primer tramo de la temporada en la Segunda División B en duodécima posición, con 22 puntos. Unos números que invitan al optimismo para el cuadro dirigido por Juan Manuel Rodríguez. Pese a que el cuadro grancanario tiene todavía un amplio margen de mejora, el haber llegado a la mitad del camino con los deberes hechos es motivo de celebración.

Los números de Las Palmas Atlético son muy parecidos a los que obtuvo a estas alturas en la pasada campaña. La misma cantidad de puntos (22), y solamente un puesto por debajo respecto a la 2018/19. También mantiene los cuatro puntos que tenía respecto a la zona roja de la clasificación e incluso acabó la primera vuelta también con derrota contra un filial (0-2 en el Anexo frente al Atlético de Madrid B).

El objetivo no es otro el que de firmar una segunda vuelta notable para sufrir lo menos posible y firmar una vez más la permanencia. La Segunda División B, especialmente el Grupo I, es una de las categorías más complicadas del fútbol español y la vela chica necesita esa constancia para sobrevivir en una Liga muy igualada. Entre el Racing de Ferrol, décimo clasificado, y Las Rozas, equipo que en estos momentos marca la zona de descenso, solamente hay cinco puntos de diferencia.

Una temporada exitosa en Las Palmas Atlético debe pasar por volver a recuperar la fiabilidad atrás. A estas alturas en la temporada pasada, el filial había encajado 17 goles. Ahora, esa cifra ha aumentado de forma considerable hasta los 26, con una diferencia de -11 entre tantos a favor y en contra. Dentro de ese 4-2-3-1 que utiliza Juan Manuel Rodríguez, el técnico debe recuperar esa solidez defensiva que siempre ha sido su seña de identidad.

La idea a principios de temporada era la de dar la titularidad en la portería a Álvaro Vallés, pero la grave lesión de Raúl Fernández y los rumores cada vez más fuertes que sitúan a Josep Martínez fuera de la UD han hecho que el canterano del Real Betis sea ahora mismo un fijo para Pepe Mel en el primer equipo. Primero Javier Choolani y después el fichaje en agosto de Álex Domínguez han hecho la reconstrucción en la portería del filial.

Ese ha sido quizás el otro reto al que ha sido sometido Las Palmas Atlético. El límite salarial impuesto por La Liga dificultó en gran manera la contratación de jugadores para la UD, que ha tenido que pescar en el filiar para completar su plantilla. Con Pepe Mel han tenido minutos en el primer equipo Álvaro Vallés, Boris Rapaic, Dani Martín, Pablo Haro y Josemi Castañeda, además de las subidas definitivas en verano de Josep Martínez, Fabio González, Edu Espiau (cedido en el Villarreal B) y Cristian Cedrés. A todo ello se le une la explosión de Pedri, indiscutible para Las Palmas y que ni siquiera llegó a debutar con el filial.

De esta manera, jugadores que en su momento fueron indispensables para Juan Manuel Rodríguez o bien ya tienen ficha del primer equipo o bien tienen que viajar con la expedición de Mel para completar convocatorias. Sin embargo, el técnico del filial se muestra confiado por los pupilos que sí tiene y confía en que jugadores como Jesús Fortes, Josemi Castañeda, Toni Segura o David Herrera sigan dando un paso adelante.

El último gran reto que afronta la vela chica está en la delantera. No es ningún secreto que el filial tiene la pólvora mojada y los números hablan por sí solos. Las Palmas Atlético es el segundo peor equipo en anotación de todo el Grupo I de la Segunda Dvisión B. Solamente quince goles marcados en 19 jornadas (0,78 por encuentro). El Getafe B, con catorce, es el único equipo con peores registros que la escuadra canaria.

David Herrera, sin ser un nueve al uso, es el máximo artillero del equipo con cinco tantos. El extremo de Fuenlabrada está cuajando una temporada muy notable y algunos apuntan a que será la próxima perla amarilla que hará debutar Pepe Mel. Eso sí, si el resto del equipo no aporta, el objetivo de la permanencia será mucho más complicado. Ya no están los Edu Espiau y Erik Expósito que tanto ayudaron al equipo el pasado año. Llega el momento de Roberto Núñez y Boris Rapaic.

De esta manera, si Las Palmas Atlético logra recuperar la solidez en defensa, la pólvora en ataque y logra reponerse a las salidas al primer equipo, el objetivo de la permanencia estará mucho más cerca. Que no caiga en el olvido que el filial de la UD es el único equipo canario que milita a día de hoy en la categoría de bronce del fútbol español.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior Canarias7
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio