• Tienda UDLP
  • Artur Tatoo: Banner

El mundo del futbol afronta una crisis sin precedentes

Los clubes europeos ya recortan parte de sus salarios. La parálisis de ingresos pone en jaque a las arcas de muchos equipos y podría ocurrir igual en España.

La ausencia de fútbol está lastrando económicamente a los clubes y, pese a que en el fútbol profesional de nuestro país todavía no se hayan planteado ERTES o reducciones de salarios, sí se han tomado medidas en otros países. El FC Sion es uno de los clubes más drásticos en la parcela de los recortes.

La liga suiza fue la primera aplazada por la expansión del COVID-19, a principios del mes de marzo, y varias agencias de noticias locales confirman el despido de nueve futbolistas del club de la Superliga, el octavo clasificado de los diez equipos que conforman la competición cuando se suspendió. Al parecer, el club suizo propuso una bajada de sueldo a sus futbolistas para paliar el desfase económico de estar un mes sin partidos, pero estos nueve jugadores no aceptaron la propuesta y la entidad prescindió de sus servicios. Entre ellos se encuentran, de acuerdo a las fuentes locales, jugadores importantes, como el capitán Xavier Kouassi u otros de renombre como Alex Song (ex del FC Barcelona), Seydou Doumbia (ex del Girona), Johan Djorou (antiguo futbolista del Arsenal).

Menos contundentes están siendo las medidas tomadas por distintos clubes franceses. El más representativo es el Olympique Lyon, que ha decidido presentar un expediente de regulación de empleo parcial a prácticamente toda su plantilla. La medida consiste verdaderamente en la bajada del sueldo a un 85 por ciento de forma aproximada. En este sentido, cabe destacar que los fondos destinados por el Estado para hacer frente a estos ERTES no incluyen ayudas a los salarios tan altos. En concreto, tal y como destapó el sindicato de futbolistas francés las ayudas están limitadas a 4,5 veces el salario mínimo del país, cifra muy por debajo al sueldo mínimo de los profesionales de la Ligue 1.

"El Olympique Lyon ha puesto a todo su personal deportivo en paro parcial hasta nuevo aviso. También a parte de sus empleados administrativos. Los otros empleados siguen conectados en teletrabajo», publicó el club francés. A la medida de la reducción salarial también se han acogido clubes como el Montpellier, el Amiens o el Nimes. Otros clubes han optado por la fórmula de las 'vacaciones pagadas', que mantiene en el 100 por cien el salario de los futbolistas. Falta ver la evolución del virus, pero en caso de pasarse las ligas hasta verano, se equilibrarían las cuentas. «Si el campeonato termina en verano, estimamos que el daño salarial para los jugadores será menor, porque les contará como vacaciones el paro de ahora y luego tendrán que jugar para sus equipos en verano», manifiestan desde el sindicato.

En la Serie A, la Federación Italiana también se está planteando dar luz verde a estos recortes, que en este caso serían de entre un 20 y un 30 por ciento de la renta de los futbolistas. El recorte salarial, de esta forma, sería proporcional a los sueldos y los más perjudicados serán los que más cobren. De ser así, jugadores como Cristiano Ronaldo (30 millones netos por temporada), podrían perder en torno a 10 millones.

Mientras, en la Bundesliga destaca la iniciativa del Borussia Mönchengladbach. Sus jugadores decidieron renunciar voluntariamente a parte de su salario para evitar los despidos en la entidad. Otros clubes alemanes están a la espera de ver cómo evoluciona la situación, aunque el ERTE sigue siendo una opción real. «Si no se puede jugar nada más, es una posibilidad muy plausible, pero tenemos que esperar a ver c ómo evoluciona la situación», argumentó recientemente Klaus Filbry, director ejecutivo del Werder Bremen.

La situación en España
David Aganzo, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles exigió ayer abrir una línea de comunicación a cinco junto al Munisterio, al Consejo Superior de Deportes, a la RFEF y a LaLiga, así como «más medidas de defensa de los derechos de los y las futbolistas».

Mientras, el contexto económico que manejan los clubes comienza a ser idéntico al de los equipos extranjeros y ya empiezan a notarse los efectos de la parálisis de ingresos (taquillas, patrocinadores y sobre todo, televisión). Clubes de LaLiga SmartBank como la UD Las han sido los primeros en plantearse el ERTE, si bien la medida también afecta los más grandes, como el Barça.

El Barça podría ser el primer club español en aplicar un ERTE.

Reunida la Junta Directiva, el presidente Bartomeu explicó ayer que «ya ha hecho una aproximación a diferentes escenarios y posibles medidas a tomar», con lo que ha dejado la puerta abierta al recorte de salarios. El diario Sport lo da por hecho, desde la próxima semana. Habrá una reunión entre la ECA, la UEFA y LaLiga: el objetivo es que todos los clubes vayan a una.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior Canarias7
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio