• Tienda UDLP
  • Artur Tatoo: Banner

Messi replica al Madrid (4-1)

El Barcelona es líder de LaLiga y de su grupo de Champions, pero no ejerce como tal. Es un equipo irreconocible comparado con el de años anteriores y se le está empezando a perder el respeto. Algo que deja retratado a un Valverde que no encuentra soluciones pese a que los resultados acompañan en casa. El balón parado ha tapado carencias de un equipo que no da lo que tiene dentro. Otro balón que se lleva Messi para casa gracias a un penalti y dos faltas lanzadas de forma sensacional.

Muchos cambios en cada once partido tras partido no son un buen síntoma. Ante el Celta Valverde volvió a dejar en el banquillo a Busquets, dio entrada a Umtiti por Lenglet en el centro de la defensa, a Sergi Roberto por Vidal, titular los últimos partidos, se acordó de Junior para el lateral izquierdo y dio una nueva oportunidad arriba a Ansu Fati. Vence, pero no convence. Menos mal que tiene a Messi, el mejor antidepresivo ante la ausencia de fútbol pese a las goleadas caseras.

No hay peor cuña que la de la propia madera y Óscar García echó sus raíces en La Masía. El planteamiento inicial del Celta fue de chapeau. Adelantó todas sus líneas, achicó espacios y presionó la salida de balón azulgrana con hasta siete hombres. Su primer once también fue sorpresivo: dejó fuera al titularísimo Denis Suárez. y puso arriba al hasta ahora defenestrado Sisto. El efecto sorpresa le dio un margen de confianza a los gallegos ya que hasta el minuto 14 el Barça no apareció por su área cuando un remate de Messi, quién si no, puso a prueba a Rubén.


Gol de Messi (1-0) en el Barcelona 4-1 Celta
El Celta estaba muy bien posicionado y controlando más o menos el juego cuando llegó una acción que dio un vuelco completo a todo. Una internada de Junior con centro posterior dio en la brazo de Aidoo y penalti claro para el Barcelona. Gol de Messi para adelantar a un equipo que no había sido capaz de hilvanar dos jugadas seguidas. Valverde dio entrada a Busquets por Semedo, lesionado, y aprovechó para dar más consistencia al centro del campo.

Gol de Olaza (1-1) en el Barcelona 4-1 Celta
El Barcelona empezó a controlar más el juego aprovechando que el gol mermó algo la confianza de los celestes, pero los de Óscar García no dieron su brazo a torcer. Y al filo del descanso encontró recompensa tras una polémica falta de Messi sobre Pape Cheikh -no lo parece- que transformó Olaza de forma magistral. El enfado de Leo, que encima vio tarjeta en la jugada, lo llevó por dentro y sólo unos minutos después se vengó con otro lanzamiento soberbio de falta que dio por finalizada la primera parte.

En la segunda parte, Dembélé salió por un desafortunado Ansu Fati y el francés pudo marcar a los 40 segundos de la reanudación tras una jugada con dos recortes en el área. Es de imaginar que Óscar García diría a sus hombres en el descanso que estaban jugando bien, pero que no hicieran faltas al borde del área. Pape Cheikh no debió enterarse bien si fuera así y a los dos minutos hizo una falta a De Jong en la misma posición que la del 2-1. Y como si fuera una repetición del gol anterior Messi hizo el 3-1 y final del partido.

El Celta tampoco bajó los brazos con este mazazo y el propio Pape Cheikh y Sisto tuvieron opciones para hacer el 3-2, pero Ter Stegen lo impidió. Con media hora por delante y los gallegos más cansados, el Barça empezó a jugar como le gusta con toques de lado a lado esperando el hueco por donde hacer daño. Y así casi llega el cuarto tras una dejada de Messi a Griezmann pero el francés se topó con Rubén en su salida. El francés sigue desaparecido en combate y ese es uno de los grandes problemas que debe resolver el Txingurri. Luis Suárez, recuperado de la lesión, le sustituyó a falta de 20 minutos. Con todo decidido a falta de un cuarto de hora, Óscar sacó a Denis Suárez para que recibiera el aplauso de la grada en su vuelta al Camp Nou. Quien también se llevó aplausos fue Busquets, que hizo el 4-1 en los instantes finales. Un gol que llega en un buen momento para él después de desparecer de las últimas alineaciones.

El Celta mejoró su imagen en el estreno de un Óscar a quien el parón le vendrá bien para mejorar aspectos a corregir. El Barça también tiene cosas que mejorar y, sobre todo, cuidar a un Messi del que tiene una dependencia exagerada. No me imagino que puede ser de este equipo sin Leo.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior Canarias7
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio