• Idiscan 2
  • Idiscan

Pedri, titular

Después de una primera parte muy gris de todo el combinado nacional, Pedri creció mucho en la segunda mitad.

Fue el único centrocampista no sustituido por Luis Enrique y tuvo mucha presencia en la creación.

El segundo partido de Pedri con la selección nacional (debutó hace cuatro días ante Grecia en Granada) se saldó con un ajustado y sufrido triunfo ante la correosa y aguerrida Georgia. Luis Enrique, después del tropiezo ante el griegos en el primer envite válido para llegar al Mundial de Qatar, decidió apostar por el centrocampista del FC Barcelona, el sexto más joven en colocarse la camiseta española.

Apostado a la izquierda del vigía Busquets, y muy marcado por el veterano georgiano Gvilia, jugador del Legia Varsovia, Pedri no pudo desplegar su talento en un primer tiempo para olvidar de la selección española. Lenta, sin transiciones e incapaz de sacurdirse la presión de Georgia, España se fue al descanso perdiendo merecidamente (1-0). Durante esos primeros cuarenta y cinco minutos, Pedri solo pudo hacer dos pases interiores de calidad. En uno de ellos estuvo a punto Ferran Torres de crear peligro.

Mucho mejor en el segundo tiempo
Otra cosa muy diferente fue el segundo tiempo. Tanto a nivel colectivo como individual. El seleccionar hizo los cambios necesarios y continuó confiando en Pedri como el 'coordinador', el encargado de combinar, buscar paredes y de 'lanzar' a Alba, también desaparecido en el primero tiempo. Trabajador, incluso en tareas defensivas, el tinerfeño fue apareciendo más y más, casi siempre por la zona izquierda. Y esa movilidad del azulgrana favoreció al combinado español que poco a poco fue encerrando a Georgia.

En la génesis del gol del empate estuvo Pedri, que recuperó un balón que terminó en los pies de Alba para que asistiera a Ferran Torres. Ese trabajo lo premió Luis Enrique manteniéndole en el terreno de juego todo el partido ya que el único centrocampista al que no sustituyó, si a Fabián y a Busquets.

Pedri se atrevió a disparar a puerta en el tramo final del partido y acabó sufriendo una durísima entrada de Shengelia que le costó la roja directa cuando estaba ya se había puesto por delante (1-2) gracias al gol de Dani Olmo, un jugador con raíces blaugranas.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior idiscan
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio