• Pasión Amarilla: Contáctanos para publicitarte
  • Artur Tatoo: Banner

El Herbalife se exhibe en casa ante el Andorra (80-67)

Dos equipos en buena dinámica se daban cita en el Gran Canaria Arena con el objetivo de alargar su racha. Tras vencer en la última jornada de Liga Endesa, Herbalife Gran Canaria y MoraBanc Andorra buscaban encadenar triunfos para no perder el tren de la zona alta.

Katsikaris dispuso en pista el quinteto con el que inició el choque ante BAXI Manresa siete días atrás. En el banquillo, la cara nueva de Fabio Santana en detrimento del lesionado Xavi Rabaseda. Empezó dando primero MoraBanc Andorra con una canasta fácil de David Walker, pero el ‘Granca’ fue quien llevó la voz cantante con un buen trabajo defensivo. Una acción de ‘2 + 1’ de Demonte Harper ponía tres arriba a los isleños. Fue justo antes de encajar un parcial de 0-6 (9-12, minuto 6) que ponía en vanguardia a los del Principado.

El Herbalife Gran Canaria sufrió para hacer daño a un MoraBanc Andorra que, a pesar de no estar muy inspirado en ataque, sí mostraba una buena imagen defensiva. La renta andorrana alcanzó únicamente los cuatro puntos en un tanteo bajo y con poco movimiento. Suficiente, eso sí, para cerrar el cuarto por delante en el luminoso con la máxima ventaja hasta el momento merced a una canasta postrera de David Jelinek (14-19).

Dejan Todorovic sumaba la primera canasta del segundo cuarto en su primer contacto con el balón. Amenazaban los de Ibon Navarro con elevar el ritmo anotador, pero Herbalife Gran Canaria aumentó el nivel defensivo para ahogar a los andorranos. Los amarillos se apoyaron en las labores atrás, y en seis puntos consecutivos de Matt Costello (22-21, minuto 13) para ponerse de nuevo por delante en el electrónico y forzar el tiempo muerto del entrenador visitante.

Los de Fotis Katsikaris encadenaron varios minutos de muy buen trabajo defensivo, que permitió que el equipo local llegara a alcanzar una ventaja de nueve puntos (34-25, minuto 17) con un ataque paciente. La falta de acierto en el tiro libre impidió que la renta fuera superior. El acierto individual de Jeremy Senglin, que se echó el equipo a la espalda ante el atasco ofensivo que presentaba el cuadro andorrano, hizo que los visitantes recortaran distancias antes de llegar al descanso (38-33).


CABEZA Y CONTROL DE «LAS COSAS BÁSICAS»
A pesar del balance 1-2 del Herbalife Gran Canaria, no era nuevo para el conjunto amarillo alcanzar el intermedio por delante en el marcador. Evitar un parcial contrario en el tercer cuarto, algo que tampoco sería novedoso, se antojaba vital.

Y salió mentalizado de ello el equipo de Fotis Katsikaris. Un triple de Shurna, y otro de Harper, disparaban al conjunto isleño por encima de los diez puntos de ventaja. MoraBanc Andorra, que en toda la primera parte no había anotado desde más allá de 6,75, por fin abrió la lata desde el exterior. No sirvió de mucho, eso sí, y Navarro pedía tiempo muerto (49-37, minuto 26) tras un alleyoop entre Harper y Costello.

MoraBanc Andorra sufría para detener a un Matt Costello que, un día más, llenó el corazón de la parroquia amarilla. Sin embargo, varias transiciones y algún que otro tiro libre, fueron los cimientos necesarios para que los andorranos consiguieran endosar un parcial de 0-8 a los locales (52-47, minuto 28) y recortaran distancias en el marcador. Katsikaris fue entonces el que se vio forzado a pedir el tiempo muerto para parar la sangría. Sin embargo, MoraBanc Andorra estaba con confianza, defendiendo con intensidad y haciendo daño a sus rivales. Un triple de Todorovic sellaba el 0-13 para poner el empate, solo deshecho por Burjanadze en la última acción del cuarto (54-52).

El propio Burjanadze abrió el último cuarto con un triple. Durante los primeros tres minutos de cuarto, el georgiano fue el único jugador amarillo en sumar de cara al aro. El ‘Granca’ defendió con fuerza, pudo correr y volvió a conseguir los diez de ventaja (65-55, minuto 34) cuando quedaban seis minutos para acabar el choque.

Con el tiempo a favor, el Herbalife Gran Canaria siguió acertado desde más allá de 6,75, y, con Javi Beirán por bandera, se hizo fuerte cerrando el rebote. Las cosas básicas, como dijo en sala de prensa Katsikaris en la previa del choque, estaban bajo el control claretiano. Un tiro libre de Burjanadze (71-58, minuto 36) elevaba la ventaja hasta los trece puntos con poco más de cuatro minutos para acabar. MoraBanc Andorra, lastrado por las faltas, opuso poca resistencia en los instantes finales. Quiso, pero no pudo, con un Herbalife Gran Canaria centrado que logró el primer triunfo de local de la temporada.

Noticia: Herbalife Gran Canaria Oficial

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior Canarias7
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio