• Idiscan
  • Artur Tatoo: Banner

El Liverpool, campeón de la Premier League 19-20

El Liverpool se proclama campeón tras una campaña en la que ha arrasado y no ha tenido rival en Inglaterra. Primer título de la era Premier League para el conjunto red, que no se coronaba vencedor desde el año 1990.

En 30 años pueden pasar muchas cosas. Hasta puede tener lugar una pandemia que paralice al mundo entero. Un virus es lo último que ha retrasado que el Liverpool FC se proclamase campeón de Inglaterra. La última vez que ganó el campeonato doméstico ni se llamaba Premier League. Ya puede colocarse la primera corona, hasta este histórico 25 de junio propiedad de un Manchester City que la termina de ceder tras caer ante el Chelsea (2-1) este mismo jueves. La Premier 19-20 es de color rojo.

Desde 1990 hacia adelante, hasta siete clubes diferentes han ganado títulos y ninguno ha sido el Liverpool. El Manchester United ha aplicado una tiranía que ha ido a menos (13 veces campeón). Le sigue el Chelsea, con cinco entorchados, todos ellos en el Siglo XXI. Manchester City y Arsenal comparten cuatro títulos (los gunners ganaron uno de ellos cuando todavía era Football League First Division). Con un título, Leeds, Blackburn Rovers y Leicester.

El vigente campeón de Europa se quedó a las puertas el curso pasado debido a la imponente temporada del Manchester City de Pep Guardiola, pero los chicos de Klopp aumentan una vitrina que ya engalanaron el año pasado con la Champions League. Han ganado la Premier con un fútbol arrollador y efectivo, en algunos momentos se ha sentido insultantemente superior a sus contrincantes.

No en vano, solo han caído una vez y fue ya en la jornada 28. El Watford tiene el honor de ser el único en derrotar a un conjunto que pareció indestructible, al menos en la Premier League. Celebración atípica: por televisión y sin público en el estadio cuando hay que competir otra vez, pero no por ello menos valiosa.

No logrará este Liverpool acabar la campaña sin saborear la hiel de la derrota, pero lo hace con una gran cantidad de récords y de pequeñas gestas. Su ventaja sobre su inmediato perseguidor, superior a los 20 puntos con todavía siete jornadas por disputar, parecía inimaginable a comienzos de curso. La eliminación en Champions es una mácula, pero no empaña nada su torneo liguero, por lo logrado y, sobre todo, la forma de hacerlo.

Con Klopp al frente, el Liverpool se ha proclamado campeón con 86 puntos, 70 goles a favor y solo 21 en contra. Ha ganado 28 partidos, ha empatado dos y ha perdido uno. La derrota fue a finales de febrero y uno de los empates tuvo lugar hace pocos días. Teniendo en cuenta que hubo más de tres meses de parón por el coronavirus, la secuencia de resultados da idea del puño de hierro aplicado por el bloque red desde el comienzo.

El Liverpool registra por triunfos el 90,32% de los partidos, mientras que solo ha perdido un exiguo 3,23%. Ha anotado en todos los partidos menos en dos, y ha dejado la portería a cero en 14 ocasiones de 31 jornadas. No es casualidad que el Liverpool sea el equipo menos goleado de Europa, con apenas 21 tantos recibidos, aunque no es el más goleador de la Premier League a pesar de sus 70 tantos. Eso es cosa del Manchester City.

El éxito del equipo de Klopp es coral. No figura entre sus filas el máximo goleador, ni el máximo asistente del campeonato, pero sí cuenta con un puñado de hombres que han funcionado con la sincronía de un reloj suizo: desde la oportunidad de Sadio Mané a la profundidad de Salah, pasando por la inteligencia de Firmino y los pulmones de mediocentros con quilates en los pies como Wijnaldum, Fabinho, Ox o Keita. A eso hay que añadir la majestuosidad de Van Dijk, declarado el mejor defensa del mundo, y la firmeza de Alisson, quien en su momento fue el guardameta más caro. Mención aparte merecen sus laterales, que actúan como interiores, como extremos y como jugadores totales: nadie percute tanto en ataque como Alexander-Arnold, máximo asistente de los reds con 12 pases de gol. Salah es el primer anotador con 17 dianas.

Que el Liverpool es un dechado de físico y técnica altamente perfeccionado puede confirmarlo que diez de los máximos asistentes de la Premier sean jugadores reds. Además de TAA, están Robertson (8), Mané (7) y Salah (7). Los actuales campeones del mundo cerrarán la campaña con la ansiada Premier en sus brazos y a la espera de que en Europa haya ganador que les releve.

En EFL Cup y FA Cup su participación no ha sido relevante (eliminados por paliza en la primera competición por jugarla con juveniles ante la coincidencia en tiempo con el Mundial de Clubes). Tampoco iniciaron el curso con triunfo, ya que la Community Shield fue a parar a manos del City. El récord doméstico de Premier, FA Cup, EFL Cup y Community Shield seguirá siendo única propiedad del City de Pep, único en lograrlo en 150 años.

Anfield ha disfrutado de lo lindo con un equipo que le ha regalado victoria tras victoria y que, más allá del título, aspira a varios récords que puede conseguir en las siete jornadas que todavía visualiza. De hecho, nadie ha conseguido acabar una Premier League con un pleno de triunfos en casa, un total de 19. Chelsea, United y City comparten el récord de 18. 16 lleva el Liverpool. De hecho, aspira el cuadro red a los 32 triunfos que el Manchester City sumó en 2018 y 2019 a lo largo de todo el campeonato. Está a cuatro de la marca y tiene siete partidos por delante. También podría igualar la marca de triunfos a domicilio que tiene el City 17-18 si vence en sus cuatro visitas.

También puede el Liverpool ser el campeón con más puntos en una temporada. El Manchester City de Guardiola logró 100 puntos hace dos años. 86 suman los de Anfield con 21 puntos por jugarse aún. Hay más topes que puede romper: el de jornadas de antelación (el récord está en cinco en 2001 y 2018) y el de mayor margen de puntos sobre el segundo (19 puntos en 2018).

Pase lo que pase, los pupilos de Klopp llegaron a ponerse a 25 puntos de distancia del segundo, una ventaja que nunca nadie logró registrar sobre su inmediato perseguidor. Esto da idea del ritmo frenético que el Liverpool ha impuesto a sus adversarios. También firmó el mejor comienzo de siempre en una gran liga de Europa, cuando acumuló 61 puntos en 21 jornadas. Bestial Liverpool, rey de Inglaterra 30 años después.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior Canarias7
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio