• Idiscan
  • Artur Tatoo: Banner

Pedri la vuelve a liar: gol y asistencia de tacón

Cuando dos jugadores hablan el mismo idioma futbolístico no importa la edad, el tiempo que lleven jugando juntos o las virtudes y defectos de cada uno. El balón siempre les acaba uniendo. Esa conexión es la que tienen Messi y Pedri sobre el verde y en San Mamés el Athletic lo sufrió. El canario y el argentino se asociaron para fabricar un segundo gol de fantasía en la catedral.

Con un gol a los tres minutos, obra de Iñaki Williams, el Athletic parecía destapar la cara amarga de los azulgrana, la que muestra un equipo blando en defensa y poco intenso, pero los pupilos de Ronald Koeman reaccionaron con el esférico y una buena presión como armas. En esa recuperación fue fundamental el papel de Messi, Pedri y Ousmane Dembélé, que estuvo muy activo.

Pedri también asistió a Messi

El canario y el argentino repitieron el gol que protagonizaron en Valladolid. Tras verse en inferioridad en el marcador, los azulgrana empezaron a coleccionar ocasiones de gol y en la jugada aparentemente menos peligrosa, en el minuto 14, llegó el tanto del empate. Puso Messi un centro largo al segundo palo que parecía perderse por la línea de fondo, pero De Jong lo rescató para que Pedri marcara de cabeza a placer, con Unai Simón lejos de los tres palos. Fue el el tercer tanto del canario como azulgrana, dos en la Liga y uno en la Champions.

Con la tranquilidad de las tablas en el electrónico el Barça se hizo dueño y señor del encuentro ante un Athletic inofensivo. Los vascos, intensos aunque ineficaces en la presión, únicamente contaban con la velocidad de Williams como único argumento ofensivo.

En ese contexto Messi y Pedri empezaron a esconder el esférico al Athletic, que persiguió sombras durante la primera mitad. La puntilla antes del descanso para los vascos llegó en el minuto 38, cuando Messi se hizo con la posesión en tres cuartos y divisó en el horizonte a Pedri. El argentino le hizo llegar la pelota al canario, que en la frontal del área y en apenas unas centésimas de segundo fue capaz de inventarse una fantástica asistencia de tacón para la Pulga. Messi, con Unai Simón a contrapie por la genialidad del joven de 18 años, batió sin problemas al meta con un disparo raso.

La jugada es muy similar a la que ambos protagonizaron ante el Valladolid en el José Zorrilla, donde el canario también se inventó un pase de espuela para que el rosarino superara a Masip con un disparo colocado. En un Barça de trincheras, con pocos momentos de buen fútbol, la conexión entre Messi y Pedri es sin duda la mejor noticia para los barcelonistas.

Noticia: La Vanguardia

Foto: LaLiga

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior idiscan
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio