Un muro defensivo más sólido

Si algo ha conseguido Paco Herrera es taponar la hemorragia de goles que asolaba a la UD Las Palmas en sus primeros partidos al mando de la nave amarilla.

Herrera ha encontrado un modelo defensivo formado por Cala y Mantovani en el eje y mos laterales para Eric Curbelo y Dani Castellano.

Y lo cierto es que los amarillos se han vuelto un equipo muy incómodo para el rival defensivamente. Algo que se pudo comprobar ante el Málaga.

Bien es cierto que el equipo fue de menos a más y en los primeros minutos se vio desbordado por la velocidad del Málaga que llegó a anotar dos goles que fueron anulados.

Con el paso de los minutos Las Palmas se fue asentando en la zaga y Raúl Fernández pasó casi desapercibido.

Los triunfos no llegan pero si queremos extraer conclusiones positivas, está en la seguridad de la zaga.

Ahora queda mejorar la efectividad arriba y aprovechar las ocasiones que se presentan. La gran asignatura pendiente de la UD Las Palmas que sigue luchando por alcanzar la ansiada sexta plaza del play off de ascenso.

 Compartir en las Redes

Deja un Comentario


Comentarios