• Idiscan
  • Artur Tatoo: Banner

Luis Milla relanza al Tenerife (4-1)

El equipo de Rubén Baraja completa un gran encuentro y supera con solvencia a uno de los equipos más en forma de la categoría, como es el CD Mirandés. Luis Milla, por partida doble, Aitor Sanz y Dani Gómez refrendan con sus goles el sobresaliente trabajo de todo el bloque blanquiazul en el Heliodoro Rodríguez López.

La igualdad inicial la logró romper muy pronto el CD Tenerife. Un perfecto pase filtrado de Aitor Sanz sobre el desmarque por la izquierda de Alex Muñoz continuó con un pase atrás del 3 blanquiazul que no encontró rematador, pero el balón se marchó a saque de esquina.

Y desde ese punto, después de una estudiada combinación de Shaq Moore y de Luis Milla, el esférico le llegó en la frontal del área a Aitor Sanz, quien repleto de confianza lanzó un zurdazo de lo más atinado para poner en ventaja a los suyos (1-0, 7’).

El equipo de Rubén Baraja no levantó el pie del acelerador y a los 12 minutos el colegiado decretó penalti para los locales, tras un derribo a Alex Muñoz. Luis Milla asumió la responsabilidad y con un certero golpeo aumentó la ventaja del conjunto tinerfeñista (2-0, 13’).

Un comienzo sencillamente sobresaliente para un CD Tenerife que había logrado reflejar, también en el marcador, esa evidente progresión que ha venido experimentando desde que se reanudó la competición en LaLiga SmartBank 19/20.

Lejos de conformarse con tan importante ventaja, el equipo blanquiazul quería más y miraba con total decisión a la portería defendida por Limones. Y Dani Gómez pudo ampliar la renta, con un cabezazo, después de un córner ejecutado por Luis Milla, aunque su testarazo cerca del primer palo no encontró portería (20’).

El CD Mirandés lo intento con lanzamiento lejano de Malsa al que respondió con seguridad Adrián Ortolá (26’). La réplica la puso Dani Gómez, de nuevo de cabeza, y detuvo Limones (27’). El conjunto burgalés quería dar un paso adelante, pero la extraordinaria labor colectiva de los locales no lo hacía posible. Álvaro Peña, tras un córner, remató alto (36’). También lo intentó González (37’), con idéntico resultado.

Los minutos transcurrían a favor de un CD Tenerife que se encontraba con una renta importante y que ya quería un encuentro largo. La extraordinaria efectividad mostrada en la parte inicial había permitido a los insulares marcharse a los vestuarios con una ventaja de dos goles (2-0), pero todavía con toda la segunda parte por delante y un oponente, como era el CD Mirandés, altamente cualificado.

Así, la segunda mitad arrancó con un acierto visitante. Marcos André, de cabeza, puso el dos a uno (46’), tras un lanzamiento de esquina. El combinado burgalés se metía de lleno en el partido. El CD Tenerife se mantenía muy firme en el encuentro. El propio Marcos André mandó un balón al palo (52’).

El CD Tenerife tuvo una buena ocasión en las botas de Dani Gómez, quien no pudo dirigir entre los tres palos el peligroso servicio desde la derecha que le presentó Shaq Moore (55’). Rubén Baraja realizó el primer cambio y dio entrada a Dani Lasure por Joselu (61’), pasando Bermejo a ocupar la demarcación ofensiva del 19 blanquiazul.

Lluís López cabeceó desviado un centro de falta de Luis Milla (63’). Y segundos después, Shaq Moore recorrió el carril derecho y diseñó un centro medido para que Dani Gómez, repleto de potencia, lanzara un testarazo al fondo de la meta de Limones (3-1, 64’).

De nuevo presentó un gran balón el omnipresente Shaq Moore, y en esta ocasión fue Álex Bermejo el que lo intentó sin fortuna (67’). La escuadra tinerfeñista recuperaba la ventaja de dos goles, y con ello el control del juego.

Iker Undabarrena y Ramón Miérez entraron en escena en lugar de Álex Bermejo y de Dani Gómez, respectivamente (74’). El CD Tenerife cerró su ronda de tres parones para sustituciones con la inclusión de Suso Santana en lugar de un sobresaliente Shaq Moore (88’).

Cuando el partido tocaba a su fin, la escuadra blanquiazul hizo gala de su tremenda ambición proyectándose Suso Santana por el costado diestro. El capitán observó el desmarque de Ramón Miérez. El fuerte remate del delantero argentino fue rechazado por Limones, el balón llegó a los pies de Luis Milla y con un acertado remate hizo el cuarto de los locales (4-1). Así se cerraba otro gran partido del CD Tenerife.

Noticia: CD Tenerife Oficial

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior Canarias7
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio