• Idiscan
  • Artur Tatoo: Banner

Sin Viera no hay paraíso

El pasado lunes se se cumplieron 50 días sin ganar. Y aunque de intente esquivar el tema, la UD Las Palmas no es la misma sin Jonathan Viera. Sumar solamente cuatro puntos de 18 posibles han sido las estadísticas de la UD Las Palmas tras la marcha del mediapunta del Beijing Guoan.

Cuatro empates y dos derrotas, que se suman a la eliminación de la Copa del Rey ante un equipo de Segunda División B como el CD Badajoz, que se inició, precisamente, el día que Viera disputó su último partido de amarillo, el 21 de diciembre de 2019, ante el Rayo Vallecano en el Estadio de Gran Canaria (1-1). No hace dos meses y parece un mundo.

Del caviar al chóped. No es que las incorporaciones de la UD Las Palmas, Fede Varela o Aridai no sean válidos. Ambos futbolistas atesoran calidad y lo han demostrado en el mundo profesional. Pero tener a Viera da un plus. Tanto dentro del campo, donde ha sido el mejor jugador de la categoría. El premio se MVP de Segunda División en el mes de diciembre así lo atestigua. Sino por la seguridad y confianza que transmite a sus

Diez goles en trece partidos, dos asistencias y una influencia decisiva en el juego. Son los ingredientes que ha perdido la UD, que aún trata de recomponerse, sin fortuna, lastrada además por la plaga de lesiones.

Es cierto que hay que olvidarlo y seguir adelante ya que no se puede dar marcha atrás. Pero lo que no se puede obviar es el gran impacto que ha tenido tanto la llegada como la salida de Viera en esta temporada 2019-2020.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior Condones Canarias
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio