• Idiscan 2
  • Idiscan

El Guaguas vende cara su derrota ante un formidable Greenyard Maaseik

Espectacular duelo el vivido esta noche en el Centro Insular de Deportes de Gran Canaria entre dos equipos que lo daban todo en busca de sellar su pase para la Final Four, un billete que tras 5 asaltos durísimos fue a parar a manos belgas (3-2)

Los grancanarios a poco más de nueve meses de su regreso a la élite del voleibol nacional e internacional llegaba a su primer cruce de caminos de la temporada, a una oportunidad para vivir la que sería su segunda Final Four Continental.

El rival un Greenyard Maaseik curtido en mil y una batallas, con un pedigrí europeo más que demostrado y que llegaba a la isla con la firme intención de cercenar los sueños de una isla que suspiraba nuevamente por ver a los amarillos codearse en la zona noble de la CEV Volleyball Cup.

El Guaguas marca territorio en un primer set igualado

Pablo Kukartsev era el encargado de romper las hostilidades inaugurando el marcador del partido, encontrando la virulenta respuesta en el Maaseik que exhibía una potencia descomunal en el remate, pero que se topaba con un Guaguas que no rehuía la batalla, respondiendo con una recepción colosal por parte de Alejandro Fernández, que permitía a los amarillos comandar el marcador en sus primeros compases del partido.

Los errores por los riesgos asumidos por cada equipo al saque y en la red, mantenía a los grancanarios con una renta de 3 puntos que los belgas se encargaban de ir minando para colocar el 14 iguales con el que Camarero decidía parar el tiempo para reajustar su defensa antes de reanudar la batalla en el CID.

El juego se restablecía con una igualdad máxima y cada equipo peleando a muerte por cada bola en juego sin que ningún equipo lograse romper el set, sin embargo la balanza parecía decantarse en favor de los amarillos que aprovechaban un error en el saque de su rival y un remate imparable de Hage para provocar el primer tiempo muerto de los belgas con un 20-22 en el marcador.

El 23 iguales invitaba a Camarero a solicitar un tiempo muerto para recolocar las piezas en el tablero de ajedrez, para que Moisés Cezar y Almansa certificasen el jaque mate de los belgas en el primer asalto con un peleado 23-25 (0-1).

El Maaseik devuelve el golpe

El descanso parecía sentarle a las mil maravillas al Maaseik que aprovechaba los errores canarios, junto al acierto de Verhees y Esfandiar en el bloqueo para despertar una cierta inquietud en Camarero que no dudaba en parar el tiempo con un 8-4 para cortar el cambio de dinámica en sus hombres.

El Guaguas no terminaba de encontrar su mejor juego y los errores propios permitían a los pupilos de Banks liderar con mano de hierro la segunda manga, teniendo Camarero que volver a pedir un tiempo muerto para buscar un remedio a los males del equipo con un preocupante 13-7 en el electrónico.

El remedio del técnico parecía surtir el efecto deseado y Hage lideraba la remontada que llevaba a Banks a pedir un tiempo muerto con 16-13 ante el aparente cambio de dinámica de los grancanarios que poco a poco iban minando la diferencia del Maaseik en el segundo asalto.

El Guaguas se resistía a ceder el set, pero la mejoría en recepción y en el bloqueo de los belgas les permitía administrar su colchón de puntos eficazmente, hasta que una cinta de Esfandiar cerraba el segundo asalto con un 25-20 para colocar el 1-1 en el marcador.

Maaseik no perdona los errores del Guaguas

Dos bloqueos consecutivos de Moisés Cezar servían al Guaguas para recuperar sensaciones en el arranque de la tercera manga, pero el Maaseik respondía con Maan y Stahls para revertir los 3 puntos de ventaja isleños y colocar un 13-12 que despertaba el instinto de Camarero que paraba el juego para evitar el despegue de los belgas.

El partido se calentaba por momentos y el público intentaba aportar su granito de arena desde la grada, encontrando respuesta en Kukartsev y Matt Knigge para repeler con fuego cada ataque belga en una lucha sin cuartel en la que ninguno de los dos parecía estar dispuesto a entregar la cuchara a su rival.

El Guaguas apretaba los dientes y se mantenía en el filo del alambre, optando Camarero por parar el tiempo tras un ace de Cox que devolvía la ventaja en el marcador al Maaseik llegando a la recta final del asalto con un 21-20 en el marcador.

Los grancanarios reactivaban su gen ganador con un poderoso remate en la red y un bloqueo monumental de Knigge que obligaban a Banks a parar el tiempo con un inquietante 23 iguales en el luminoso, pero dos errores consecutivos de los insulares les hacían caer finalmente por 25-23 y ceder el 2-1 ante un Maaseik que jugó mejor sus cartas.

Sin sufrimiento no hay gloria

Un necesitado Guaguas afrontaba el cuarto asalto ante un Maaseik que aprovechaba los errores y su bloqueo para contrarrestar la pegada de Hage y Kukartsev, mientras los puntos corrían a uno y otro lado para mantener la igualdad inicial inalterable.

Moisés Cezar se ponía manos a la obra y cerraba la vía de agua en el centro de la red, obligando a Banks a buscar soluciones con un 7-9 en el electrónico.

Hage y Kukartsev metían una marcha más y Maaseik volvía a pasar apuros, pero los belgas hacían la goma, recuperando sensaciones para culminar una nueva remontada con un ace de Esfandiar que colocaba el 13 iguales en el marcador, volviendo a recurrir Camarero a un tiempo muerto para recuperar la inercia positiva de sus hombres.

El Guaguas recobraba su mejor versión con Matt Knigge, Kukartsev y Hage metiendo la directa para endosar un nuevo parcial de 0-3 para forzar un tiempo muerto del Maaseik con 15-18 en el electrónico del CID.

Los belgas lo intentaban pero la Guagua ya no admitía más paradas y un misil tierra aire de Kukartsev terminaba por hundir al Maaseik colocando el 2-2 tras finiquitar la cuarta manga convirtiendo el definitivo 19-25.

Maaseik aprovecha su buena puesta en escena para sellar su billete para cuartos

Una mala puesta en escena de los canarios con Stahl al saque provocaba un 3-0 en contra que amenazaba con finiquitar el choque en favor del Maaseik, decidiendo Camarero parar el tiempo para ajustar la recepción de sus hombres.

El Guaguas reaccionaba de la mano de Hage y Kukartsev y el 5 iguales llegaba al marcador en medio del éxtasis de una afición entregada a la causa amarilla en un final de partido con las emociones a flor de piel.

Un nuevo parcial de 3-0 de los belgas con el bloqueo como mejor aliado les permitía abrir una pequeña brecha en el electrónico y el tiempo se detenía superado el ecuador del quinto asalto con todo por decidir todavía.

El Guaguas no bajaba los brazos pero el Maaseik dosificaba a la perfección su renta para cerrar el asalto y el partido con un 15-10 que dejaba a los canarios con un 3-2 en el marcador a las puertas de poder vivir su segunda Final Four.

Ficha del partido

Encuentro correspondiente a los cuartos de final de la CEV Volleyball Cup, celebrado en el Centro Insular de Deportes de Gran Canaria.

¿Te gusta este artículo? Compártelo
  • Banner noticia interna inferior idiscan
Comentarios

Sin comentarios

Nuevo comentario
Volver a inicio